22 de julio de 2011

¡CUANDO LA REVOLUCIÓN CUBANA CASI CAE!

Pero, no. Ahí sigue, al socaire de la crisis mundial, ahora en 2009-11


DR. MIGUEL LEAL CRUZ
Editorial PERIODISMO HISTORICO, S.L.


Desde un estudio exhaustivo desde los principales periódicos editados en Canarias (España), se pretende ahondar en aspectos no tan conocidos en la gestación del proceso revolucionario cubana, con sus no tan conocidos obstáculos y dificultades…, entre otras la comercialización del azúcar cubano a EE.UU, que Fidel Castro logró sortear, entre otros muchos más…

Con fecha 16 marzo de 1960, el periódico canario Diario de Las Palmas (desde la capital norteamericana) publica acerca de Cuba: “el presidente norteamericano afirmó que aquellas modificaciones que se propone introducir en la legislación que regula el mercado del azúcar, no son un arma de represalia contra el Gobierno de Fidel Castro", pero añadió, que " Cuba ha tomado medidas que ponen en peligro el abastecimiento de los Estados Unidos en azúcar, por lo que les es necesario poder disponer de otros proveedores para la citada República antillana, de la que Norteamérica depende hoy casi exclusivamente en esa materia" y más adelante puntualizó que los dirigentes de las cuatro naciones sudamericanas visitadas recientemente, no han hecho objeciones a la política de los Estados Unidos para con Cuba, política que trata de hallar la solución a las dificultades y no trata de amedrentar o dominar al pueblo cubano", según noticias de la agencia Efe. Los acontecimientos contradictorios en Cuba continúan siendo tema de noticias de prensa en Islas Canarias. Noticias fechadas en Washington aparecidas en El Día, Tenerife, 19 de marzo, aseguran que en el curso de los próximos seis meses caerá el Gobierno de Fidel Castro, según declaraciones del ex agregado naval cubano en la Embajada USA, Miguel F. Pons, que dice que Fidel no es capaz de ofrecer lo prometido a sus seguidores del pueblo cubano. Pons, que había dimitido tras denunciar al régimen castrista, cree que gran parte de los cubanos están defraudados con el nuevo régimen de opresión y terror, y añadió, en rueda de prensa, "que el pueblo cubano esta ahora peor que bajo el régimen de Fulgencio Batista, y que Castro será derribado por las fuerzas del interior y por los grupos anti-Castro de los Estados Unidos... " Sin embargo, el mismo rotativo, en la misma página, nos informa de nuevos procesos en La Habana donde un tribunal revolucionario ha comenzado hoy un juicio contra cuarenta y nueve personas acusadas de haber tratado de envenenar los depósitos de agua de San Antonio de Baños, de los que se surte la principal base aérea de Cuba. Se espera que el fiscal pida penas de veinte a treinta años de prisión para los enjuiciados, acusados también de intento de asesinato al jefe del Gobierno cubano Fidel Castro, y de reclutar agentes para la compra de armas en países extranjeros. Por otra parte, añade el rotativo, en Camagüey, cincuenta y tres personas fueron detenidas ayer acusadas de haber incendiado plantaciones de caña. Soldados y policías tirotearon el miércoles por la noche a un grupo de hombres que trataban de sabotear un buque en reparación en unos astilleros de La Habana, pero todos ellos consiguieron escapar. En la política internacional, especialmente activa entre los dos grandes bloques ideológicos capitaneados por los Estados Unidos y La URSS, de cuya nefasta relación no es ajena la pequeña isla antillana, apreciamos la subida de tensión diplomática en declaraciones de advertencia que Kruschef hace al presidente Eisenhower, respecto a la proliferación de armas nucleares. Se cree que el líder soviético ha insinuado que " si se siguen suministrando estas armas por los Estados Unidos, entonces le será difícil a la Unión Soviética negarse a las peticiones de sus aliados... ", refiriéndose en concreto a Cuba. Al parecer la carta de Kruschef fue entregada al presidente norteamericano el 8 de marzo por el embajador soviético en Washington, a la que Ike se negó a referir en una rueda de prensa. "No tengo ningún comentario que hacer " había dicho, según refiere la secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca, Anne Uneston, que añadió: "Ustedes saben que el presidente no revela los contenidos de los mensajes cruzados entre él y los jefes de Estado o de Gobierno". La escalada entre los dos grandes países continúa en estos críticos días, agravándose al ser derribado un avión de matrícula norteamericana en territorio cubano, según informa el periódico tinerfeño En alusión a la noticia, fechada en La Habana el día anterior, que describe como las fuerzas revolucionarias cubanas, cerca de Matanzas, habían derribado el aparato norteamericano procedente de Florida, y capturados el piloto y copiloto. Se cree que trataban de facilitar la fuga a varios cubanos considerados "criminales de guerra" por el Gobierno revolucionario, entre los que se hallaba un ex jefe de policía y un oficial que perteneció al ejército de Batista, y que habían sido capturados en las proximidades del lugar donde cayó el aparato, en el que esperaban para ser embarcados según lo acordado. Con fecha 23 siguiente, sin embargo, el mismo rotativo nos anuncia, en noticia fechada en Nueva York el día 22, el regreso a Cuba del Embajador norteamericano, Sr. Bonsal, que dijo estar muy satisfecho de volver a La Habana, si bien aclaró que su presencia no debe ser considerada como una medida de apaciguamiento en las relaciones cubano norteamericanas. Se trata simplemente de continuar las negociaciones con el Gobierno cubano en torno a los problemas planteados. Respecto a las relaciones futuras entre ambos países, Philip W. Bonsal dijo que todo depende "del sentido de responsabilidad de muchas personas. Por nuestra parte estamos dispuestos a prestar la máxima contribución a ello y estoy seguro que mi Gobierno piensa de la misma manera. Por otra parte mis relaciones con Cuba fueron siempre buenas y espero que continúen siéndolo  Sin embargo, en el mismo rotativo recogido de un editorial del periódico peruano La Prensa, se lee, bajo el titular "Sierra Maestra queda atrás" y que " no hay que sorprenderse por el número cada vez mayor de desengañados de la revolución encabezada por Fidel Castro". Añade a continuación: "quienes lucharon contra Batista no lo hicieron por las barbas de Fidel ni por los rojos de Raúl; lo hicieron por un ideal de libertad, dignidad y democracia". En el mismo editorial se comentan las declaraciones en tal sentido formuladas en Lima a los periodistas, por dos jóvenes cubanos, Artime Besa y Carlos Hernández, que lucharon en Sierra Maestra y que ahora forman parte del Movimiento de Recuperación Revolucionaria, frontalmente enfrentado a la política que sigue Fidel Castro en Cuba. Termina el citado editorial indicando que " la opinión iberoamericana está perfectamente advertida ahora de lo que hay detrás de la propaganda fidelista y de la propaganda de los comunistas y sus compañeros de viaje hacen a favor de Castro. No es buena mercancía para un pueblo libre... ". Esto corrobora los indicios de opinión de alguna prensa europea occidental al indicar que la dirección que toma la revolución castrista puede servir de antídoto a los países del centro y de sur de América”.

A tal efecto, son significativas las conversaciones mantenidas en Washington, entre ellas la del ministro español de Asuntos Exteriores, Señor Castiella, con el Presidente de los Estados Unidos, el Secretario de Estado y con otros altos funcionarios de la administración USA. Contactos en torno a las relaciones con la propia administración española, según acuerdos pactados y, sobre todo, las derivadas del reciente viaje del presidente norteamericano a varios países de Hispanoamérica, así como de los fructíferos acuerdos económicos suscritos. Se alude al importante papel cada día más necesario que tiene España para los asuntos internacionales, en especial con las naciones de centro y sur de América. Igualmente se juzga el favorable progreso económico obtenido con la formulación de libre mercado, ajeno al peligro comunista que pregonan los países del área soviética en su pretendida influencia en países del área americana.

El mismo ministro español, Fernando Castiella, invitado a dar una conferencia en territorio norteamericano, confirmó que “una de las constantes más firmes de la política exterior española es su preocupación por Iberoamérica”. Los problemas que afectan a cualquiera de los miembros de esa gran familia de naciones a la que España pertenece, constituyen preocupación fundamental, puesto que estas naciones se encuentran en un decisivo momento de su historia de gran crecimiento y expansión. Ignorar la realidad de Iberoamérica en éste crucial momento de expansión comunista, o enfrentarse a ella con postulados anacrónicos, sería probablemente muy peligroso. Por tanto, la mejor garantía de futuro de este continente, corrobora Castiella, es la de mantener magníficas relaciones, de todo tipo con los Estados Unidos, de quien debe recibir el apoyo y comprensión necesarios.

El mismo diario en noticia fechada en La Habana el día 22, procedente de la agencia Efe , nos informa que: el presidente del Banco Nacional de Cuba, Ernesto Guevara, se ha comprometido personalmente hoy para llevar a cabo la guerra económica contra los Estados Unidos para dar fin a todos los "monopolios" yanquis en el país, al tiempo que ha defendido el reciente acuerdo comercial ruso-cubano. En el número siguiente leemos que “las bombas contra incendios de los parques de bomberos de La Habana han salido con destino a distintos puntos de las cercanías para tratar de sofocar varios incendios provocados por los saboteadores, puesto que ya llevan destruidas unas 60 mil toneladas de caña de azúcar durante los dos últimos días". Contribuyen a su extinción soldados, granjeros y miembros de las milicias civiles revolucionarias al mando de Fidel Castro y de otros funcionarios gubernamentales que se han unido a las tareas de extinción para salvaguardar el producto más rentable de la economía cubana. Al día siguiente en noticia de Efe son detenidas en Santa Clara e inmediaciones, 44 personas acusadas de "proyectar llevar a cabo un ataque contra la guarnición del Ejército estacionado en la localidad de Fomento". Entre los detenidos figuran 21 hombres y 13 mujeres, que, además, pretendían, al parecer, volar la refinería de azúcar de Santa Isabel, entre otros actos terroristas. Todos estos acontecimientos afectan notablemente el deambular de la revolución iniciada por Fidel hacia su consolidación definitiva, agriando aún más las relaciones con los Estados Unidos a quien el líder considera "causa de todos los males que afectan al proyecto cubano". Unas declaraciones consideradas "inamistosas" por las autoridades de Cuba, llevadas a cabo por el propio Secretario de Estado norteamericano Herter, dan pábulo para otra protesta más contra su "vecino del norte". En la protesta oficial cubana acusa al citado funcionario de hacer declaraciones “con poca cortesía” acerca del régimen de Fidel Castro, que amenaza con iniciar otra serie de duros intercambios diplomáticos entre Cuba y Estados Unidos. La protesta cubana que fue entregada en la propia delegación diplomática USA en Cuba, contiene duros ataques a la declaración de Herter, que llegó a firmar que: " muchos simpatizantes con el comunismo ocupan altas posiciones en el Gobierno de Castro", pero que éste y su Gabinete niegan y que "están lejos de la verdad" según palabras del propio Castro. El líder revolucionario añadió en otra declaración que: " el Gobierno norteamericano pretende una invasión militar a Cuba, que puede estar planeándose" pero añadiendo a continuación que "Cuba es lo suficiente fuerte para derrotar a los invasores extranjeros del exterior". Grandes sectores de la prensa norteamericana, así como numerosos legisladores y funcionarios oficiales, sin descartar al propio Gobierno de los Estados Unidos, afirma Castro, han expresado esta velada intención así como "incorrectas e incluso dolorosas opiniones, sobre la revolución cubana". Al día siguiente arrecian las declaraciones que son recogidas por la prensa de Nueva York, fechada en el día 29 y recogidas por El Día en sus páginas, cuando publica que Fidel Castro ha declarado la guerra a los anti-comunistas, acusándolos de "débil fe" en su régimen. En un tercer discurso en dieciocho horas ante la televisión cubana, Fidel Castro dirigió su patente contrariedad, específicamente, hacia su antiguo compañero de colegio, Luis Conte Agüero, por sus comentarios totalmente anticomunistas realizados ante cámaras de televisión cubana. Los estudios de la misma le fueron prohibidos, incluso la entrada, a partir del pasado viernes, por elementos cubanos de clara ideología comunista. Conte Agüero pedirá asilo en una embajada extranjera toda vez que su vida correrá peligro a partir de estos momentos. Estas denuncias del jefe del Gobierno cubano ante la emisora Telemundo , "presentaban la forma de conferencia de prensa". Pero los periodistas que asistían no tuvieron oportunidad de formular preguntas variadas a Castro, salvo una en torno a "cual era su opinión personal sobre la actual controversia acerca del comunismo en Cuba", a la que el líder revolucionario contestaba atacando a los anticomunistas y a sus más fieles servidores desde los Estados Unidos. No obstante agregó que "le complacía el regreso a La Habana del embajador norteamericano Bonsal", pero añadiendo tajantemente que "Cuba no se molestará en enviar embajador a Washington, mientras los Estados Unidos no demuestren tener más confianza en su régimen". Castro, a continuación, "culpó a los anticomunistas de la caída de Francia en la Segunda Guerra Mundial, y de la conquista nazi de Hungría. No incurriremos en estupidez ni en ilusiones. Conocemos sus armas, defenderemos nuestro territorio casa por casa, calle por calle, ingenio por ingenio, fábrica por fábrica...". Castro terminó el discurso censurando a los cubanos que no acataban la revolución colocándose en posturas capitalistas y pro norteamericanas.

De forma súbita, solo cinco días después, el colaborador especial de la agencia española Fiel (pro régimen español del momento) Ceferino L. Maestu,  en amplia crónica que recoge nuestro periódico tinerfeño, nos informa con detalle que "está en marcha la contrarrevolución en Cuba iniciada en Sierra Maestra, un lugar muy conocido por todos los guerrilleros que han luchado por Cuba". Describe el cronista, que: el plazo de 72 horas que Fidel Castro fijó para terminar con las guerrillas formadas por antiguos colaboradores suyos, ha terminado y que un grupo de los que fueron compatriotas suyos, al mando del comandante Beaton, han atacado la ciudad de Palma Soriano situada en un importante nudo de comunicaciones y donde existe una importante guarnición del Ejército revolucionario fidelista. Esta zona es apropiada para favorecer a los insurrectos del signo que sean, puesto que ocurrió en la guerra de independencia de España, contra el ex presidente Batista y ahora contra el propio Fidel Castro que tanto utilizó esta zona como lugar de avanzadas y de conquistas, hace apenas poco más de un año. En esta ocasión Fidel Castro utilizó la táctica de siempre, consistente en enviar numerosos soldados al foco contrarrevolucionario de la provincia de Oriente, a pesar de las amenazas que indicaban que estos envíos serían rápidamente neutralizados. Sin embargo, el presidente cubano continuó la campaña y terminó derrotando políticamente a sus adversarios.

El intento contrarrevolucionario no ha vencido, apunta el cronista, pero es evidente que se ha apuntado un parcial éxito inicial que puede explotarse hábilmente para polarizar en los guerrilleros la atención y la esperanza de otros elementos que militan en la contrarrevolución. Lo difícil era empezar la guerra abierta y ahora, una vez en marcha, se incrementaran los voluntarios día a día y llegaran a plantear serios problemas al propio Fidel Castro, puesto que están suficiente abastecidos de armas y municiones que les envían los contactos desde la República Dominicana o desde Centro América. En cuanto a la capacidad de resistencia de estos comandos dirigidos por el contrarrevolucionario enfrentado a los postulados castristas, Manuel Beatón (o Beamont) que había roto personalmente con el propio Fidel y escapado de la fortaleza de la Cabaña en la Habana, es preocupante para el nuevo régimen. Este grupo, mandados por otros jefes como Nino Díaz o el capitán Francisco Rodríguez Tamayo, han provocado serios problemas a las fuerzas cubanas encargados de eliminarlos. Pero por encima de todo, existe un hombre carismático que fue un fiel colaborador de Fidel Castro, Crescencio Pérez, el campesino de 63 años que fue la pieza clave de la actividad guerrillera durante la lucha contra Batista en las montañas de Sierra Maestra. Este colaborador, apunta el cronista, "con su barba blanca, gafas de concha gruesa y aspecto patriarcal", había dado refugio al mismo Fidel Castro y a sus hombres, en 1957, cuando se habían perdido en las estribaciones de la sierra y eran perseguidos de cerca por los soldados de Batista. "Si se confirma que Crescencio Pérez ha vuelto ahora a la contraguerrilla, aclara el cronista,  ahora frontalmente enfrentado contra su antiguo jefe, puede ser una noticia muy importante, pero que hay que tomar con prudencia". El citado Crescencio Pérez tenía un gran prestigio entre los guerrilleros fidelistas como lo tenía también Camilo Cienfuegos, en aquellos momentos, y fallecido en accidente de avión sobre la ciudad de Trinidad, en circunstancias poco claras. La desaparición de ambos de las filas del castrismo, es  algo “muy significativo”, apunta este cronista de la agencia Fiel. La más fiable agencia Efe, con noticia fechada en París el día 7 de marzo, anuncia la dimisión del representante de Cuba, Andrés Vergara Gómez, en la oficina europea de la ONU, acusando ante la prensa al jefe del Gobierno Fidel Castro, "de conducir a Cuba dentro de la órbita soviética" El 13 de marzo, el rotativo tinerfeño titula en primera página "Cuba: Acción rebelde contra Fidel Castro". Las operaciones militares en Sierra Maestra, dirigidas por el capitán disidente Beatón continúan incordiando al líder revolucionario, por lo que este se encuentra, hoy por ayer día 12, en la provincia de Oriente, en cuyas montañas operan las bandas rebeldes enfrentadas a las fuerzas armadas revolucionarias. Miembros del ejército cubano revolucionario, en el que se incluyen a campesinos de la región armados y conocedores del terreno, se dirigen a luchar contra los rebeldes. "Se cree que están mandados por el ex capitán del ejército de Fidel Castro, Manuel Beaton", acusado del asesinado de otro oficial fidelista, el comandante Cristino Naranjo, días atrás, por cuyo motivo está siendo buscado. Ciertamente, el periódico afín a Fidel Castro Revolución, informó que la banda de insurrectos de Sierra Maestra había dado muerte al comandante del Ejército Francisco Tamayo, que había sido enviado con tropas para terminar con ellos. En la misma página se informa de las declaraciones del presidente norteamericano Eisenhower, que considera a Fidel Castro y a sus colaboradores como traidores a los ideales de la revolución cubana, según anunciaron los periódicos de la costa Este de los Estados Unidos durante el día de ayer, con abundancia de grandes y numerosos titulares con epígrafe. Se añade, además, que Fidel Castro contrarresta a tales declaraciones alegando que: Es inútil que se busque la equivalencia de este texto oficial autorizado por la firma o la voz del Presidente norteamericano. No existe, ya que en lo que pudiéramos llamar gráficamente método diplomático de carambola por banda, semejante condenación ideológica fluye de una carta que el embajador de los Estados Unidos en Chile, Walter Howe, rubricó y dirigió al presidente de la Federación de Estudiantes Chilenos, Patricio Fernández, como respuesta a una misiva acerca de asuntos políticos y económicos americanos que éste envió a Eisenhower durante su reciente visita a aquel país, cuya redacción en gran parte se debe al propio Presidente..., entre otros aspectos menos relevantes.

Así pues, saliendo de la anterior reserva de no intervención (sic) aparente en los asuntos internos de los cubanos, el máximo mandatario norteamericano, mientras no se desmienta o rectifique, ha denunciado, por último y con toda claridad, a Fidel Castro y a su equipo revolucionario por haber “suprimido todo tipo de libertades en Cuba, incluida la de expresión o el derecho de cualquier país a escoger el Gobierno representativo que desee”. Esta denuncia  está recogida en la carta a los estudiantes chilenos, a la que alude airadamente el propia Fidel, y que aparece firmada por su embajador en Chile, Walter Howe. Mientras en Washington se hacía amplio eco periodístico del texto, el secretario de Estado Herter, en una conferencia de prensa hizo hincapié en que "las autoridades cubanas estaban transformando, con fines persecutorios, el anticomunismo en anti castrismo, y puntualizó a continuación algunas de las inquietudes que Cuba produce hoy en los Estados Unidos, como son: la denuncia verbal por el propio Fidel Castro del Tratado de Río de Janeiro firmado en 1947, por el que los 21 países americanos se ligaron militarmente, considerando el ataque contra uno de ellos como un ataque contra todos, siempre que el ataque parta de fuera del hemisferio occidental; y la declaración de Caracas de 1954 que obliga a consultar entre los países si el Gobierno de uno de ellos cae bajo la dominación del comunismo internacional", según la agencia Efe , que toma dicho rotativo “isleño”.

A estas inquietudes de carácter internacional se unen otras más de índole interior norteamericano, como la expropiación de los bienes a ciudadanos de los Estados Unidos en territorio cubano sin la adecuada indemnización legal. Además, el hecho que Fidel Castro no haya recibido aún al Embajador norteamericano, llamado a Washington para consulta pero de regreso en La Habana. En tanto, el ministro de Asuntos Exteriores cubanos, una vez que le había recibido a su llegada, no ha vuelto a recibirle alegando una grave enfermedad.

Pero los dos aspectos que más preocupan al Gabinete norteamericano en el ámbito diplomático en estos momentos, aunque la prensa no se haya hecho eco alguno todavía, parecen ser las noticias confidenciales de que Castro proyecta anunciar la reanudación de las relaciones diplomáticas de Cuba con la URSS, para el primero de mayo próximo, y los planes revolucionarios cubanos para nacionalizar las minas de níquel propiedad de empresas norteamericanas en Cuba. Mineral éste que proporcionan a los Estados Unidos el suministro básico fundamental y tan necesario para la industria armamentista (textual) Se aprecia que en estos momentos, son sumamente tensas las relaciones entre ambos países y cuyas consecuencias serán el aumento de la escalada de amenaza que redundará en la desestabilización de la zona y lo que alcanzará posibles caracteres de amplitud internacional en breve. Como lo prueba con rigor las últimas manifestaciones oficiales norteamericanas llevadas a cabo por el propio Eisenhower y Herder, que con toda la prudencia necesaria, encierran un temor en potencia, por lo grave de la tensión que se genera.

Los periódicos cubanos también detectan la situación, que comentan en tono humorístico, algunos como El Diario de la Marina, perseguido por el nuevo régimen y amenazado por sus propios operarios, insertó una caricatura donde se ve un cohete en dirección a la luna que traslada a un primer viajero y al pie comenta: "que suerte que algunos pueden irse a otro mundo".

Una reveladora entrevista a un cubano de prestigio internacional huido de Cuba, Ernesto Lecuona, compositor musical, en Santa Cruz de Tenerife por el periodista redactor del rotativo El Día, Luis Álvarez Cruz, nos aporta interesante "punto de vista personal" de la situación por la que atraviesa la revolución iniciada en Cuba el 1 de enero del año precedente. La entrevista en casi su totalidad queda encuadrada en aspectos relacionados con su profesión y la música, si bien se entrevé que muchos de sus proyectos, especialmente en torno a la creación de una revista, no han podido llevarse a cabo por la vicisitudes y por las circunstancias que vive su país, donde ocupaba cargos administrativos durante el mandato de Fulgencio Batista. Este compositor, musicólogo universal, de padre nacido en Santa Cruz de Tenerife, fue otra de las víctimas del nuevo régimen cubano. Había desempeñado cargos oficiales bajo el mandato del gobierno de Batista, Director de Cultura, y, por esto y por su posición conservadora, a más de la vinculación a las clases privilegiadas en la noche habanera, fue perseguido y defenestrado por Fidel Castro. Optó por instalarse en la ciudad de nacimiento de sus padres, donde tras agravación de la enfermedad pulmonar que padecía, moriría en una de las habitaciones del internacional hotel Mencey, no sin ciertas reticencias en cuanto a su presencia en el mismo, tal vez debidas a penurias económicas. Aquel, que fue un excelente compositor cubano universal, autor de “Malagueñas” entre otras de sus numerosas creaciones, al parecer moriría pobre y casi olvidado. Tal vez otro gran cubano sacrificado por la revolución que había tenido lugar en su Cuba querida. Sin embargo, su música continúa siendo un referente cultural cubano en el orbe. Fechado en Florida (EEUU), el día 13, nuestro rotativo tinerfeño, informa de nuevas evasiones de la Cuba fidelista, esta vez en un avión "Viscount" de turbo propulsión, cuyos cuatro empleados lo habían secuestrado de las Líneas Aéreas Cubanas y que una vez que aterrizaron en territorio norteamericano procedieron a destrozar el aparato, al tiempo que su capitán piloto, Gonzalo Herrera, declaraba a la prensa USA: "no queremos que los comunistas cubanos utilicen el avión". Como es norma habitual, solicitaron asilo político en los Estados Unidos. Manifestaron que, desde hacía un mes, estaban preparando la salida de la Isla y no volveremos a nuestro país hasta que hechos como aquellos y los que tendrán lugar en los siguientes días, demuestren a América lo que significa el gobierno de Fidel Castro, que se halla totalmente infiltrado por comunistas. En el mismo rotativo con amplios titulares, en crónica especial para Efe, desde La Habana, se nos informa: es posible que la base naval norteamericana de Guantánamo, situada en el Oriente de Cuba, se convierta hoy, día 13, en un foco de tensión, ante el temor que suscita la negativa de Washington para reincorporar en su puesto de trabajo al que fue dirigente sindical cubano, Federico Figueras Larrazábal, que hace poco fue despedido de dicha base. Esta decisión del Gobierno de los Estados Unidos responde bien a las claras la postura norteamericana que, parece ser, ha decidido marcar una línea de firmeza frente al régimen de Castro. El embajador norteamericano, recientemente incorporado en sus funciones, así lo hizo saber mediante una nota oficial a Fidel Castro, que se encuentra ahora muy ocupado intentando "dar caza" al capitán desafecto Manuel Beaton, que como ocurriera hace apenas un par de años, lucharon juntos en las montañas, donde ahora Fidel pretende eliminarlo. Según informa la Agencia  Efe que recoge El Día de Tenerife, el 15 de marzo de dicho año (1960). Las noticias e informes procedentes de Santiago de Cuba, calculan que este contrarrevolucionario manda sobre unos 80 hombres y que su ataque más efectivo fue sobre el puesto militar de Uvero, donde  en las luchas de guerrillas de 1958, Castro había asesinado a toda la guarnición de soldados allí destinados. Otras noticias indican que el alzamiento de este capitán tiene repercusión nacional como movimiento espontáneo que puede animar a otros comandos anti-fidelistas. El periódico habanero El Crisol dice que Beaton es un evadido asesino que conoce perfectamente el territorio de Sierra Maestra por ser oriundo de aquella zona, pero que será neutralizado en breve. No obstante, la agencia española Efe, en noticia del mismo día, advierte que la lucha contra los guerrilleros será difícil, lo que obliga a Fidel Castro a construir cuarteles con capacidad para varios miles de soldados en esta región oriental. En noticia fechada en la Habana el día 14 remitida con carácter de urgente, se informa de que un avión, posiblemente dos, aclara, sobrevolaron anoche el barrio de Cojímar de esta capital, donde Fidel Castro tiene una de sus residencias, contra los que policías y soldados intentaron repelar disparando sus armas. Es frecuente la llegada de aviones civiles con el objeto de aterrizar en los lugares donde pueden y rescatar cubanos anticastristas comprometidos.

Fidel Castro, al parecer, dice el cronista de Efe, según la opinión general contestará la carta diplomática y, además replicará, cuando haya detenido al capitán Beaton, los ataques de que fue objeto por el propio Eisenhower recientemente, a través de un caluroso y largo discurso televisivo, como es norma del líder cubano, que será oído en toda la nación. Como antesala ha dispuesto para hoy una manifestación universitaria en protesta por las citadas declaraciones, pero que más tarde cancela con el exclusivo propósito de ser él personalmente quien primero recuse las acusaciones del Presidente yanqui.

Ante esta situación caótica, aparentemente, el pueblo cubano reacciona de forma prudente, lo que puede ser debido a la aceptación del nuevo régimen y a la "espera de acontecimientos", sin descartar el amplio poder que los revolucionarios triunfantes iban copando entre las estructuras sociales, administrativas y económicas cubanas. Por todo ello el cronista especial de la agencia Efe, T. Kenny, refiere en su crónica " que es posible ver los gestos de incomprensión entre las gentes al oír hablar de las acciones gubernamentales llevadas a cabo por Fidel. Ahora hay asombro, pero no tendrá nada de particular que dentro de poco el asombro se convirtiera en desengaño y del desengaño se pasara a la acción como es propio de este pueblo... " Sin embargo, es cierto que cada día que pasa aumentan las organizaciones clandestinas anti-castristas que constituyen una seria amenaza contra el régimen y contra las que los revolucionarios combaten con efectividad.

El régimen aprovecha cualquier motivación para justificar la continuidad del proceso revolucionario iniciado el 1 de enero de 1959. El ministro de Trabajo cubano, Augusto Martínez Sánchez, de conocida ideología comunista, critica la despedida laboral de que ha sido objeto el obrero cubano en la base de Guantánamo, cuyos empleados, insiste, están sometidos a las leyes de Cuba. Por todo ello la Administración quiere hacer de este caso una nueva acusación de injerencia de los Estados Unidos en el territorio cubano con el objetivo de excitar los ánimos de gran parte de la población. Este empleado, Figueras, había sido despedido por "realizar espionaje y campaña subversiva contra los Estados Unidos entre los trabajadores cubanos". Aprovechando este descontento entre muchos cubanos seguidores de Fidel Castro, funcionarios cubanos han acusado a Estados Unidos de haber empleado, en la base militar, a una mayoría de cubanos seguidores de Batista. Las ya consideradas por la prensa internacional como operaciones militares en Sierra Maestra continúan, según leemos en la prensa tinerfeña, en que al parecer las fuerzas gubernamentales dirigidas por el propio Fidel Castro han cercado a los guerrilleros rebeldes. Fechado en Manzanillo (Oriente) el día 16 la agencia Efe informa, que la banda guerrillera dirigida por Beaton "sigue actuando en Sierra Maestra a pesar de que se está tratando de localizar desde hacia cinco días". No hay noticias oficiales de las actuaciones que llevan a cabo las fuerzas enviadas a cuyo mando directo está el propio Castro, pero se considera que ha logrado envolver a los guerrilleros en una bolsa. Por otra parte se comenta que han salido soldados de refuerzo desde diferentes acuartelamientos que ayudarán en la lucha. Los agentes secretos de Castro informan que en todo el país se registra un peligro de "movimiento antirrevolucionario" y que los elementos considerados anticomunistas, que han colaborado hasta ahora con la revolución han decidido abandonar al que había sido su carismático líder. Son muchos diplomáticos y militares cubanos los que se hallan, en estos momentos, en total desacuerdo con las actuaciones políticas del jefe del Gobierno. Según noticias desde la Habana para la agencia española Fiel, en el mes de junio de 1959, a los seis meses de la victoria sobre Batista, ya se producía una deserción de importancia en las filas revolucionarias cubanas, en unión de otros compañeros del cuerpo de paracaidistas: Pedro Luis Díaz Lanz que fue jefe de la aviación de Fidel Castro. Una vez en los Estados Unidos denunció abiertamente la infiltración comunista en la isla.

Desde entonces han ocurrido importantes acontecimientos en la política cubana, destacando por su importancia la visita del embajador soviético Mikoyan y los consiguientes pactos firmados con la URSS. Visita ésta que pretendían sabotear destacados manifestantes anticomunistas a través de actos publicos en La Habana, pero que eran abortados por personas adictas y relevantes en el proceso revolucionario iniciado, a través de los ya instaurados CDR.

Al parecer, Díaz Lanz tenía razón, en sus manifestaciones, a la vista de otros acontecimientos posteriores que influían en el ánimo de muchos revolucionarios descontentos con  algunos aspectos del proceso. Los que tuvieron la ocasión de conocer el sistema revolucionario cubano desde dentro, ahora adoptan posturas diversas que van desde la oposición interna a Fidel Castro, hasta el exilio o a contribuir a la guerra abierta que ahora se está llevando a cabo en Sierra Maestra y más tarde en la de Sacambray.

El líder revolucionario se enfrenta en estos momentos a una auténtica ola de renuncias funcionariales, especialmente a los puestos diplomáticos asignados, siendo de  destacar las del capitán de corbeta Felipe Vidal Santiago, agregado naval a la Embajada de Cuba en Caracas. El agregado militar y aeronáutico de la legación cubana en Washington, capitán Saavedra, que había sido antiguo sargento en el ejército de Batista, ascendido a capitán por el propio Fidel Castro el pasado mes de abril, igualmente renunció el pasado 25 de marzo, el capitán Jaime García Canosa agregado naval a la Embajada cubana en Méjico, quien, además, denunció que "existen extrañas relaciones entre diplomáticos soviéticos y checoeslovacos con el embajador  de Cuba Señor Massip”…


ASPECTOS PARCIALES DE LIBRO:
REVOLUCIÓN CUBANA Y PRENSA: TRES AÑOS DECISIVOS
A CO-EDITAR POR
PERIODISMO HISTORICO, SL.
CANARIAS - ESPAÑA

2 comentarios:

  1. ¡Que pena!. Otro libro corregido y apto para enmaquetar..., pero no nos arriesgamos, por ahora.
    El Autor.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, se halla editado en la red bajo título Revolución cubana y Prensa. Tres años decisivos, formato Ebook, 4,9 MB, o 500 pag. papel, con resultados imprevisibles. Periodismo Histórico.

    ResponderEliminar